+58 424-2624116
+1 305 777 7937

Imagen destacada recuento 2019 y proyecciones 2020

Escenarios políticos 2020

2019 fue un año de turbulencia política, pese a que inició con muchísimas expectativas de crecimiento para Latinoamérica. Se presentaron protestas violentas en Chile, Colombia y Ecuador, países gobernados por lo que la ignorancia llama “derecha”. Por lo tanto, te presentamos el recuento de la política 2019 y cuáles son los escenarios políticos para este 2020.

Política 2019, Episodo I: La amenaza fantasma

Se termina 2019 con el estreno de la última película de la zaga de las galaxias, la lucha entre el lado obscuro y el lado luminoso de “la fuerza” con triunfos y fracasos de “el bien”, pero siempre con la determinación y la voluntad de levantarse de las derrotas por el lado de los rebeldes. Con tan memorable evento trataremos de hacer un recuento del 2019, paseándonos por algunos episodios de esta inolvidable zaga.

Al igual que en el episodio I de Stars Wars, 2019 fue un año que inició con muchísimas expectativas de crecimiento para Latinoamérica y en particular para Venezuela, sin embargo, esas expectativas se fueron disipando y terminaron convirtiéndose en fantasmas de vicios y problemas que creíamos haber superado.

Pese a que muchos analistas, consultores e intelectuales (aunque ser intelectual en nuestros días no es un título muy honroso) insisten en que “la política superó el debate “izquierda– derecha”, la verdad es que continúa más vigente que nunca, y la región es una clara muestra ante la incapacidad de la clase política de hacer pedagogía entre los ciudadanos para extender a todos una compresión clara de este fenómeno.

Venezuela

Comenzando por mi país, Venezuela, en el mes de enero, apoyado por los EE.UU., el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, juró en plaza pública como presidente encargado de la República, ya que el 10 de enero se venció el periodo de Nicolás Maduro, quien realizó en mayo de 2018 unas elecciones extemporáneas y fraudulentas desconocidas por la mayoría de los países del mundo libre occidental.

El entusiasmo que este acto generó en la población fue el impulso para retomar las calles, sin embargo, con el paso del tiempo, Guaidó demostró ser “uno más” de los vendedores de esperanza que han pululado durante los últimos 20 años en Venezuela. Sus compromisos políticos y, sin lugar a duda también económicos, terminaron pesando más que su posibilidad de trascender a la historia como quien finalmente pondría fin a 20 años de tiranía comunista implementados por Hugo Chávez.

Al finalizar el año, Venezuela termina con dos asambleas legislativas, dos tribunales supremos y dos poderes ejecutivos, pero con la tiranía en ejercicio pleno del poder.

Son ampliamente conocidas en toda la región las reiteradas y prolongadas jornadas de protestas callejeras que se han presentado en el país en los últimos años y, en particular, en 2014 y 2017.

Dichas protestas se realizaron con una serie de controles y restricciones gubernamentales contra derechos fundamentales, en ellas (más allá de la violencia generada por los cuerpos de seguridad en contra de los manifestantes) no hubo destrucción de propiedad privada, ni siquiera atentados contra oficinas o dependencias gubernamentales. Esta aclaratoria es necesaria para avanzar en el análisis del resto de la región, ya que algunos proclamados analistas y “gurús” de la consultoría y la comunicación política pretenden hacer comparaciones entre lo que ha ocurrido en Venezuela y los eventos de 2019 en otros países de América del Sur. Estas comparaciones solo ponen en evidencia es una profunda ignorancia y fanatismo por los regímenes de izquierda (que es en sí mismo ignorancia).

Te puede interesar: Cronología, Venezuela política 2019, ¿fracaso o estrategia?

En 2019 se presentaron protestas muy violentas en Chile, Colombia y Ecuador (y estas son las que pretenden comparar con Venezuela), los tres son países gobernados por lo que la ignorancia llama “derecha” cuando en realidad no dejan de ser gobiernos “social demócratas” o de “izquierda descafeinada”; de los tres, el gobierno más “de derecha”, por así llamarlo, es el de Sebastián Piñera en Chile, más por el modelo político instalado cuando el General Augusto Pinochet abandonó el poder que por las ejecutorias del propio Piñera.

Colombia

Por su parte, Colombia se encontró con un Iván Duque que no ha logrado satisfacer las expectativas generadas en su campaña, en parte por pusilanimidad, por pretender gobernar al margen de su partido (Centro Democrático) y, en parte también, por haber heredado un país con una enorme deuda producto del pacto de impunidad (acuerdo de paz) firmado por Juan Manuel Santos y la guerrilla narco terrorista de las FARC, además de encontrarse atado por otras circunstancias producto de ese acuerdo, en particular la JEP (Jurisdicción Especial para la Paz), una corte diseñada para dar “tratos especiales” a los guerrilleros que se plegaron al acuerdo de paz.

A la sombra de esa corte, violadores confesos han sido exonerados y uno de los cabecillas de las FARC, alias Santrich, huyó presuntamente a Venezuela pese a tener cargos por narcotráfico en su contra.

Además, protestantes en Colombia salieron a exigir Educación y Salud gratuita, dejando estaciones del servicio de transporte superficial conocido como Trans Milenio totalmente destruidas. Detrás de todas estas protestas había una demanda de carácter más político que social y el signo de una ideología que no termina de entender que “nada es gratis”.

Ecuador

En el Ecuador gobierna Lenin Moreno, anteriormente vicepresidente de Rafael Correa, presidente socialista comprometido con Chávez y el socialismo del siglo XXI. Moreno, una vez asume el poder, le da la espalda a su mentor (tal como hizo Santos con Uribe en Colombia) e inicia un proceso de distanciamiento del proyecto socialista iniciado por Correa en complicidad con Hugo Chávez y otros presidentes de la región.

Lenin anunció el incremento del precio de los combustibles, los cuales son subsidiados por el Estado. Este anuncio, pese a ser acompañado con otra serie de medidas que disminuían impuestos en otros renglones de la economía, generó protestas que dejaron edificios gubernamentales totalmente destruidos.

Chile

En Chile se anunció un aumento de las tarifas de servicio público del metro, esto generó al menos dos semanas de protestas que dejaron a los chilenos, y en particular a los habitantes de Santiago, sin metro; estaciones quemadas, supermercados saqueados, vías bloqueadas y, como corolario, los partidos de izquierda exigiendo una asamblea constituyente. Es más que evidente que las protestas nunca tuvieron como objetivo preservar las tarifas del subterráneo, esa fue una simple excusa para incendiar el país.

México

México ya cumple un año gobernada por el socialista Andrés Manuel López Obrador y los resultados no podrían ser más desastrosos para el país norte americano. López Obrador, muy apegado al guión comunicacional heredado de la revolución bolivariana, marca la agenda de la opinión pública cada mañana dando una rueda de prensa conocida como “La mañanera”, pese a un precario dominio de la oratoria, ideas dispersas e incluso absurdas en ocasiones.

AMLO mantiene un férreo control de la opinión pública. Mientras tanto, la economía mexicana experimenta una conducta anormal, ya que todo “boom” económico en los EE.UU. significa un crecimiento de la economía mexicana; el primer año de AMLO muestra una marcada contracción del PIB, el Ejecutivo ha incrementado por decreto el salario mínimo dos veces en un año, el peso se ha depreciado en comparación al dólar y los índices de criminalidad se han disparado, entre tanto, AMLO asegura que combatirá al narco con abrazos y no con balazos: “Nada nuevo bajo el sol”, el libreto socialista en desarrollo a una velocidad impresionante.

Argentina

En la Argentina, tras un timorato gobierno de Mauricio Macri, Cristina Fernández de Kirchner vuelve al poder bajo la figura de vicepresidente de Alberto Fernández, quien a su vez había sido jefe de gabinete de Néstor Kirchner. No valieron los videos de funcionarios Kirchneristas contando montañas de dinero, ni el escándalo de “los cuadernos de la corrupción”, los argentinos decidieron volver al sistema de dependencia estatal. Además, en el transcurso de 2019 se dio el debate de la ley del aborto en argentina la cual fue rechazada, sin embargo, generó jornadas de protestas a favor y en contra. Apenas una semana después de asumir el gobierno, Alberto Fernández anunció impuestos de 30% a la compra de divisas y una serie de medidas de “auxilio” a los pobres.

Política 2019, Episodio III: La venganza de los Sith

Pese a no haberlo mencionado en el breve paseo realizado por 2019, la izquierda parecía haber perdido lugar en el continente con las victorias de Bolsonaro, Macri, Duque, Piñera, Kuczinsky y Abdo. Parecía que el “Socialismo del siglo XXI” sería un mal ejemplo que quedaría en algunos países muy específicos (Venezuela, Bolivia, Nicaragua y por supuesto Cuba), pero el socialismo es un proyecto transnacional desde sus orígenes y se sostiene en la medida que se propague (recordemos sus raíces en la segunda internacional comunista en 1889); además, la necesidad de complementarse la describe Robert Cox en su teoría crítica de la relaciones internacionales, y en el caso de Latinoamérica ese proyecto transnacional se cristalizó a través del “Foro de Sao Paulo”.

Te puede interesar: ¿Qué debo saber sobre el Foro de Sao Paulo?

Sin embargo, con la salida del PT (Partido de los trabajadores) del poder en Brasil, y tal como lo advertí cuando eso ocurrió, el foro de Sao Paolo “mutó” en el actual “Grupo de Puebla” reunido en la ciudad mexicana de ese mismo nombre en agosto de 2019.

Antes de que eso ocurriese, y por su naturaleza, en 2016, durante la presentación de mi libro “Así se exportó la Revolución”, en mi participación en el programa “la tarde” del canal de noticias NTN24, advertí: “La izquierda no está derrotada, se está replegando y reagrupando”.

Y en efecto es así, la izquierda soportó las derrotas electorales y actualmente se reagrupa en torno a la protesta social, protesta que, al menos en los casos que hemos planteado, NO TIENE JUSTIFICACIÓN ALGUNA; sin embargo, y como ya he señalado, una “derechita cobarde” o inexistente en Latinoamérica es incapaz de pararse ante los ciudadanos y decir “no hay cosas gratis”

¿Qué esperar este 2020?

Así llegamos a un 2020 que estará cargado de protestas y desestabilización de gobierno en toda la región, en Chile se enfrentarán a un referendo para aprobar una reforma constitucional; indudablemente incendiarán las calles buscando amedrentar a la población que se gana la vida día a día con esfuerzo y dedicación.

De igual forma, “nuevos” actores políticos en el Ecuador buscarán facilitar el retorno de Rafael Correa con la carga de agitación que eso implicará. Fernando Lugo (expresidente del Paraguay) asistió a la reunión del “Grupo de Puebla”, así que lo veremos intentando agitar ese país, ahora con el apoyo de sus socios en Argentina, cuyo accionar no será difícil de predecir, ya que le han dado refugio al depuesto Evo Morales.

Por cierto, la izquierda es tan farsante que pretende comparar las protestas en Ecuador, Chile y Colombia con las protestas en Venezuela, pero hacen “mutis” ante las protestas en Bolivia, tras un fraude electoral. Esas son “conspiraciones de la derecha”, hipócritas; pero de Bolivia hablaremos en el próximo segmento.

Proyecciones políticas 2020, Episodio IV: Una nueva esperanza

Bolivia

Es precisamente en Bolivia donde se cifra, entre otras, “una nueva esperanza”. Evo Morales participó en unas elecciones donde NO DEBIÓ PARTICIPAR, ya que había perdido el referendo donde propuso su tercera reelección. No conforme con esto hizo fraude en esas elecciones.

El pueblo boliviano se volcó a la calle apoyado por los “comités cívicos” de cada región. Morales RENUNCIÓ y fue a refugiarse a México con su amigo López Obrador, sin embargo, poco duró en México y ahora conspira contra el gobierno de transición de Bolivia desde la vecina Argentina (también bajo el cobijo del socialista Alberto Fernández). Esperaremos a ver cómo maneja la transición la presidente Janine Añez, quien hasta ahora ha dado lecciones de coraje y templanza, y, sobre todo, de estar atenta a las amenazas que se ciernen sobre Bolivia.

España

Pero esa no es la única esperanza; en España, a pesar del sombrío panorama, VOX crece y ya no pueden ignorarlo, su principal rol lo desempeñarán en contra del separatismo catalán y, sin duda, tendrán logros que los harán crecer aún más.

Reino unido

Boris Jonhson gana de forma aplastante en Reino Unido y, finalmente, se ejecutará el BREXIT. Otra gran farsa de la Izquierda, condenar la soberana salida de un país de la Unión Europea y apoyar la sedición catalana.

Brasil

Bolsonaro gobierna sin sobresaltos en Brasil y, al igual que la señora Añez en Bolivia, parece estar muy consciente de la amenaza que significa Lula. La economía brasileña experimenta un crecimiento que no había experimentado en años.

Estados Unidos de América

Finalmente, TRUMP SERÁ REELECTO en noviembre, salvo que aparezca un cisne negro. La señora Pelosi se quedará jugando con su plancha dental (como suele hacer durante los discursos del estado de la unión) cuando el senado rechace la moción de impeachment, y esto lo único que significará es el suicidio del partido demócrata.

En conclusión

Para muchos este articulo estará lleno de sesgos ideológicos y eso será tan cierto como la evidencia empírica, verificable e irrefutable que ha generado esos sesgos.

El poder económico ya no está en “la derecha” como constantemente pretenden hacernos creer influencers, artistas, intelectuales y el mainstream de los medios masivos. La gente está cansada de promesas vacías y, peor aún, de propuesta irrelevantes como, por ejemplo: “uso de baños compartidos por hombres y mujeres”.

La gente de verdad, la de carne y hueso, la que no necesita aparentar felicidad en Instagram, quiere trabajo, seguridad y oportunidades para superarse y lograr que sus hijos se superen.

El mundo está cambiando, nos ha tocado vivir una época maravillosa por las transformaciones que se están dando y por las complicaciones que estos cambios generan. La corrección política está muriendo y agoniza defendiéndose de forma virulenta; sin embargo, estamos ante un cambio de época y, sin olvidarnos que hacemos analogías a la zaga de la guerra de las galaxias, estamos prontos a presenciar EL DESPERTAR DE LA FUERZA.

Leave a Reply