+1 786 837 6338 / +34 910 817 089

Imagen destacada post

¿EL PRÓXIMO GENOCIDIO KURDO?

La guerra de Ucrania ha servido para la satisfacción de los intereses geopolíticos de Turquía. Erdogan ha conseguido concesiones tanto de la OTAN cómo de Rusia que le permiten cumplir objetivos tácticos en función de su proyecto de expansión neo-otomano. 

El levantamiento del veto turco para que Finlandia y Suecia den inicio a su proceso de adhesión a la OTAN se ha llevado por delante las aspiraciones independentistas del pueblo Kurdo, además de lograr un serio avance en cuánto a los intereses de Erdogan en el Mediterráneo Oriental. 

Erdogan ha logrado tomar ventaja de Ucrania, país que sirve de cortina mediática mientras él lanza operaciones militares en el norte de Siria. Más de 300 mil Kurdos han sido desplazados de la zona, además de la existencia de innumerables reportes de crímenes contra la humanidad perpetrados en la región por parte del ejército turco.

Los otomanos en el pasado han protagonizado eventos de crueldad contra los pueblos y etnias de la región. Basta con recordar el infame genocidio Armenio, o el de los maronitas en el Líbano por parte de los otomanos. 

Banner "Seminario Guerra, Soberanía y Paz" Post "¿EL PRÓXIMO GENOCIDIO KURDO?" Polemos Politic Polemos Politic

La célebre frase “Los países no tienen amigos, sino intereses” se pone de especial manifiesto en este caso de la Geopolítica moderna. Los Kurdos fueron el único ejército realmente confiable y exitoso con el que contaron las potencias occidentales, especialmente los EEUU, durante la guerra contra el Estado Islámico. Durante aquel tiempo la propaganda occidental ayudó a blindar la imagen de los Kurdos y ha darles un impulso moral para sus aspiraciones independentistas. 

La lucha de las valientes y aguerridas mujeres kurdas, y su extraordinaria belleza, defendiendo su hogar, integridad, y familias frente a la barbarie del ISIS fue uno de los aspectos claves dentro de la propaganda occidental. 

Hoy los Kurdos, relegados en importancia Geopolítica, se constituyen cómo la principal pieza de intercambio entre la OTAN y Turquía para permitir el ingreso de los nórdicos a la alianza Atlántica. Y es que Erdogan ha logrado conseguir que les sean entregados todos los refugiados políticos de PKK (Partido del Kurdistan) que se encuentran en Finlandia y Suecia; países que además, deberán retirar todo apoyo a las fuerzas Kurdas en Siria. 

La operación militar “Manantial de Paz” con el que Turquía se ha dispuesto ha “eliminar la amenaza kurda” encuentra un fundamento basado en la seguridad del Estado Turco muy similar al argumento ruso en Ucrania. Lo que deja a Rusia en una posición de acompañamiento “moral” a Erdogan. 

Banner WEBINAR Rusia vs. Ucrania como caso de estudio” Post "¿EL PRÓXIMO GENOCIDIO KURDO" Polemos Politic

De esta manera Erdogan consiguió de Occidente y Rusia concesiones geopoliticas que le permiten desarrollar de manera más amplia su ofensiva contra los Kurdos en el norte de Siria sin temer a consecuencias por parte de las grandes potencias.

Grecia e Italia por su parte miran cuidadosamente cada aspecto de esta situación, pues la otra parte del trato constituye un levantamiento de todas las sanciones de armas y tecnologías que habían sido impuestas a Turquía en años recientes y que ahora le permiten a Erdogan seguir desarrollando una gran armada en el Mediterráneo Oriental, uno que en los próximos 15 años le permita a Turquía ser la mayor fuerza naval de la región y finalmente disputar a Grecia y otros grandes extensiones de mar territorial. 

Los turcos han sabido cabalgar muy bien las oportunidades geopolíticas que se les han presentado, tanto para el corto, cómo para el mediano plazo. 

De momento habrá que preguntarnos si los líderes y funcionarios Occidentales asumirán su parte de responsabilidad cuando sea consumado el nuevo genocidio contra el pueblo Kurdo

Leave a Reply

Abrir chat