+1 786 837 6338 / +34 910 817 089

Imagen destacada post

INFECCIÓN ROJA

Mudarse de País en Hispanoamérica es como cambiarse de camarote en el Titanic, no importa que hayas comprado en tercera clase y la línea “White star” te haga un “upgrade” para subir a un camarote de segunda o primera clase, el Titanic se hundió hasta los 3000 metros de profundidad donde yace desde hace un siglo, paradójicamente Hispanoamérica ya cumple dos siglos hundida en sus delirantes contradicciones, pero al parecer, el fondo sobre el cual yacía se desmorona y continuará hundiéndose a profundidades mayores y aún desconocemos cuanto más podrá hundirse. Decía Carlos Rangel en su célebre “Del Buen Salvaje al Buen Revolucionario” que – Venezuela por los avances tecnológicos derivados de su industria petrolera, parece que sobrevivirá a la aparición de ideologías radicales – si bien la obra de Rangel fue brillante y esta en particular fue escrita en la década de los 80ta, en este particular se estrelló, afortunadamente no vivió para enfrentar ese error, y digo afortunadamente porque hubiese sido peor vivir la realidad que aceptar que estaba equivocado. Venezuela es en efecto el propagador de esta peste en toda Hispanoamérica, si bien el germen maligno fue cultivado durante 50 años en Cuba.

Pero si de algo estoy convencido, es que cuando alguien es destruido por un ataque ¡SI! El atacante es responsable de la destrucción, pero el atacado tiene culpa por no saber defenderse o simplemente no hacer nada, y este es el caso de Hispanoamérica, una región susceptible de todos  sus defectos e incapaz de todas sus virtudes, entregada a ideologías fracasadas, incapaz de moverse en el sentido correcto; ya lo decía yo en abril de 2017, https://polemospolitic.com/2017/04/07/la-ignorante-arrogancia/ . Es cierto que nadie aprende por cabeza ajena o más bien nadie quiere aprender, todos somos lo suficientemente arrogantes para afirmar con sorna “eso a nosotros no nos va a pasar” para luego llorar como plañideras cuando al fin nos pasa.

Ese germen que fecundó y echó raíces en Venezuela, hoy avanza indeteniblemente en el resto de la región, ante la mirada complaciente y más que complaciente incompetente de quienes dicen adversar ese modelo político, no son adversarios en realidad, son subsidiarios de los diferentes sistemas de renta instaurados en cada país; esta situación se agrava con un Estados Unidos débil y pusilánime que parece haber renunciado a su papel de potencia mundial y parece estar en proceso de desmantelamiento. Solo pueden ignorar o despreciar esta realidad, los incrédulos, los ignorantes o individuos de muy mala fe que adhieren a este modelo político, estos últimos los peores y en realidad más ingenuos, ya que, creyéndose parte de eso que Chávez llamaba “el proceso” no son parte sino peones y como tales el proceso en algún momento los desechará como si de un preservativo se tratase, solo un uso y luego desechar.

La evidencia está allí, así los grandes conglomerados mediáticos (cómplices útiles) lo quieran ocultar, basta ver el trato que en las pasadas elecciones chilenas le dieron al candidato Gabriel Boric y José Antonio Kast; el primero era referido como “joven dirigente estudiantil de izquierda” “luchador social” “la renovación política” el otro “ultra derechista” “ultra conservador” “antigua política” y si los chilenos hubiesen sido inteligentes, hubiesen votado precisamente por esa “vieja política” que convirtió a Chile en la nación más prospera del hemisferio. Si Ud es chileno y se enfada porque pongo en juicio su inteligencia ¡NO SE ENFADE CONMIGO! No son mis palabras las que los definen ¡Son sus acciones! Se dejaron seducir por esas consignas lanzadas desde los medios, creyeron pese al esfuerzo que han realizado que merecen algo gratis,pero ineluctablemente en breve se verán envueltos en una vorágine anárquica que cambiará su forma de vida para peor.

El mismo trato les dieron a los candidatos Castillo y Fujimori en el Perú y será el mismo que recibirán Lula y Bolsonaro en el Brasil (que no es América hispana, pero es el país más grande de la región) los medios de comunicación han llegado al consenso de que los amigos de Chávez pese al fracaso venezolano son los buenos y el resto los malos, un consenso alcanzado ignorando la evidencia empírica y la teoría política. Hoy sus teóricos son los que han escogido para avanzar en sus objetivos, Foucault, Laclau, Adorno, De Beauvoir; la lista es larga pero la diversidad de criterios escasa, todos ellos como el modelo que propusieron no son más que un producto de propaganda.

Estará Ud como lector juzgando la objetividad del autor y está en pleno derecho de hacerlo, sin embargo, la evidencia está allí ante sus ojos, basta con hurgar un poco en eso que los españoles llaman hemeroteca y buscar esas cosas que ocurrieron no hace mucho en realidad pero que hoy deliberadamente callan u ocultan, no sea que nuestra memoria reaccione y cometamos “el error” de votar “fachas” (por cierto, termino que quienes lo usan son incapaces de definir) no son mis sesgos, es la evidencia.

Ya no será únicamente “la lucha de clases” (que también) ahora le harán lo mismo eso que la Escuela de Frankfurt llamó “las nuevas minorías oprimidas” ya no importará que le expriman el bolsillo con impuestos, que no haya luz en su comunidad o que el puente que llega de la ciudad a su pueblo esté a punto de caerse, eso será irrelevante; cuente con que tendrá medios de comunicación y escuelas (publicas y privadas) con perspectiva de género, feministas, ecologistas e indigenistas; estos “colectivos” tampoco mejoraran sus condiciones pero “al menos” se sentirán incluidos; así decían los propios “opositores” en Venezuela – Chávez visibilizó a los pobres – tanto que los multiplicó por 15.

Decían los fracasados eruditos anti-socialistas – Dato mata relato – pero se equivocaron ya que hoy manda el relato, por ejemplo, hoy muy pocos le siguen la pista a la administración Biden, el “malvado” Trump ya se ha ido ¿para qué preocuparnos de los EEUU? Si Biden es un buen ancianito que ama a los LatinXs; bueno, ese “buen ancianito” en un año ha deportado a más de 900 mil ilegales en un año, mientras que Trump (el malvado) alcanzó el millón doscientos mil en cuatro años de mandato. Y esto parecerá no tener nada que ver con el tema que vengo desarrollando, pero tiene todo que ver, ya que, al igual que en este caso USTED querido lector está siendo victima de el relato, básicamente la pantalla de su televisor o de su móvil le presenta a diario un relato totalmente diferente a su realidad, pero una vez que consumió ese relato, su realidad le exige no pararse demasiado a reflexionar, simplemente le toca enfrentar la realidad, y mientras yo escribo, usted me lee y sale de nuevo a enfrentar su realidad… La peste roja sigue avanzando, hoy le dicen “No tendrás nada y serás feliz” su mente ya no se detiene a pensar en el “no tendrás nada” solo lee el “serás feliz” si es así ya ud ha sido victima de la INFECCIÓN ROJA.

Leave a Reply

Abrir chat