+1 786 837 6338

Imagen destacada post

Factores básicos para potenciar el desarrollo de un país

El advenimiento del gobierno digital ha enriquecido la gestión pública en todos los niveles: nacional, provincial, regional y municipal, se conozca como GovTech, gobierno digital, e-gobierno o gobierno 2.0. Sin embargo, existen factores fundamentales propuestos por las ciencias políticas que es primordial afianzar para potenciar el desarrollo sostenible de una nación.

Hay al menos cuatro condiciones básicas que los gobiernos deben garantizar, obviando los intereses partidistas y las posiciones ideológicas extremas: la representatividad, la rendición de cuentas, la receptividad y la legitimidad. Son factores primordiales para sostener una democracia efectiva.

Factores básicos para el desarrollo

Potenciar el desarrollo de los países debe estar acompañado de un profundo ejercicio democrático que establezca reglas de juego y condiciones propicias que lleven al progreso social, industrial, económico, etc. Para esto es necesario fortalecer las mencionadas cuatro condiciones o factores:

Banner Seminario Teoría y práctica de las políticas públicas Polemos Politic

Representatividad

Unas elecciones competitivas de los cargos públicos son fundamentales para el desarrollo democrático. Implica que los representados puedan elegir a sus representantes de manera libre. Los electores deben poder optar por dos o más alternativas en el marco de un sufragio universal y secreto que pueda ser obligatorio o voluntario. En los procesos comiciales no debe existir el fraude, ni proscripciones de candidatos o de partidos políticos, ni alianzas electorales.

Rendición de cuentas

La rendición de cuentas implica no solo el control de las acciones de los gobernantes por parte de los gobernados, sino también su participación en las decisiones de gobierno. Para esto es imprescindible la existencia de mecanismos de control y evaluación de gestión al alcance del ciudadano. Es importante remarcar el concepto accountability. La accountability vertical se basa en el control ciudadano de sus representantes, tanto en la participación en las elecciones como en la selección del candidato, con su voto de apoyo o rechazo. La accountability horizontal es ejercida por los organismos estatales al establecer una clara división de poderes, con un Poder Judicial que sea independiente y la existencia de mecanismos de democracia semidirecta como referéndum, plebiscitos, revocatoria de mandatos, etc.

Receptividad

Es frecuente que los gobiernos no respondan a las demandas de la sociedad y orienten sus esfuerzos a aspectos que ella no prioriza. Esto puede ocurrir por la falta de sensibilidad de quienes gobiernan ante las necesidades concretas de los gobernados, en los ámbitos nacional, regional, etc. Es elemental que los gobiernos den respuestas a esas demandas mediante políticas públicas eficientes y eficaces. Quienes ejercen el poder deben ser receptivos a las señales que emergen de la sociedad.

Legitimidad

El factor legitimidad implica que los ciudadanos den su apoyo a los principios básicos democráticos, evitando caer en posturas extremas que lleven a actitudes “ultras”. Este apoyo debe ser hacia la democracia como sistema y como régimen.

El consenso como articulador de los factores básicos

La representatividad, la rendición de cuentas, la receptividad y la legitimidad son conceptos elementales que los gobiernos deben afianzar para potenciar el desarrollo. Pero es estrictamente necesario contar con la herramienta de consenso como articulador de esos factores básicos. La palabra “consenso” se define como un “acuerdo o conformidad en algo”. En este caso atañe a todo el arco político republicano. Se trata de un consenso en los principios rectores y en las reglas de juego, que otorguen previsibilidad, gobierne el color político que gobierne.

Estos factores a afianzar van a ser las bases para que los gobiernos sean electos libremente (representatividad), que estén controlados mediante herramientas de accountability horizontal y vertical que eviten posturas autoritarias (rendición de cuentas), que tengan la suficiente sensibilidad para poder captar las verdaderas demandas de la sociedad y no las que el político considera atender (receptividad) y que se apoyen siempre sobre valores democráticos (legitimidad).

Día a día, la política suma elementos de otras disciplinas para modernizar o agilizar las gestiones, lo cual es muy favorable. Sin embargo, es necesario afianzar, al menos, estos factores clave con el fin de generar un desarrollo sostenible a partir de la previsibilidad que emana de estos conceptos. Para esto es imprescindible el diálogo del arco político y acuerdos que den prosperidad dejando de lado mezquindades políticas. Indefectiblemente, esto tenderá al diseño y gestión de políticas públicas orientadas a la atención de las verdaderas y legítimas demandas de la sociedad.

Leave a Reply