+1 786 837 6338 / +34 910 817 089

Imagen destacada post

UN GOBIERNO ACONTECIDO Y UNA SOCIEDAD CONVULSIONADA

Al continente americano siempre le sucede algo extraordinario. En los últimos meses, hemos sido testigos de un importante giro hacia la izquierda, las principales figuras políticas no han escapado de situaciones embarazosas y de acusaciones de toda índole y la sociedad cambia constantemente de opinión sobre sus gobernantes ante la falta de efectividad por parte de los mismos. En el caso de Ecuador, en estos momentos podemos hablar de un gobierno acontecido y una sociedad convulsionada.

A continuación, revisaremos con cierto detalle el motivo de esa afirmación: a Guillermo Lasso le han reventado varios problemas casi al mismo tiempo. Por si fuera poco, esta serie de eventos han mermado la popularidad del presidente y sus ministros en los sondeos de opinión. No les ha tocado fácil, como podrán apreciar en breves.

Banner WEBINAR Rusia vs. Ucrania como caso de estudio” Post "UN GOBIERNO ACONTECIDO Y UNA SOCIEDAD CONVULSIONADA" Polemos Politic

Ola de violencia pendiente por contener

Desde principios del 2021, Ecuador vive una ola de violencia pendiente por contener. Es el producto de conflictos entre organizaciones criminales con fuertes conexiones al narcotráfico tras el asesinato de Jorge Luis Zambrano —suscitado a finales del 2020—, quien en vida fuera el líder de la banda criminal Los Choneros. Los eventos más destacados de este cruento fenómeno han sido las masacres carcelarias que ya se han cobrado la vida de cientos de personas.

Hasta ahora, las más sangrientas han sido la que se produjo de forma simultánea el 23 de febrero del 2021 en la Cárcel de Turi, de Latacunga y de Guayas, y en la Penitenciaría del Litoral, con 79 víctimas mortales; y la ocurrida en la penitenciaría de Guayaquil el 28 de septiembre de 2021, con un total de 123 reos asesinados. Esta última ya cuenta como la mayor masacre carcelaria del país y la quinta más grande de Latinoamérica. Sin embargo, no han sido las únicas. Durante ese año, quinientos tres presos perdieron la vida en el proceso. Tendremos que esperar al cierre del 2022 para conocer sus cifras en esta materia.

Indistintamente de las causas de la creciente inseguridad o del accionar de las autoridades correspondientes, el desenvolvimiento de los hechos ha dejado en evidencia la dificultad que ha representado para el Estado garantizar la vida de quienes se encuentran privados de libertad y la preservación del orden público.

Guillermo Lasso y los Pandora Papers

Como habíamos alertado al principio de este artículo, la política siempre se encuentra envuelta en polémicas. No ha acabado una cuando está por comenzar otra. Y en el caso de Latinoamérica, esta particular característica pareciera intensificarse más de lo deseado. Por eso, un punto relevante que debemos abordar sobre el actual panorama ecuatoriano es la supuesta relación entre el presidente Guillermo Lasso y los Pandora Papers. Igualmente, cómo superó esta adversidad desde el punto de vista institucional.

Los papeles de Pandora, en español, son más de diez millones de documentos filtrados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación en octubre del 2021, que supuestamente involucran a diferentes personalidades públicas con cuentas bancarias en paraísos fiscales. Algunos de los políticos mencionados son el presidente ruso Vladimir Putin; el ex primer ministro británico Tony Blair y el rey de Jordania, Abdalá II. Retornando a Latinoamérica, tres mandatarios figuran en estos incómodos documentos: Sebastián Piñera, de Chile; Luis Abinader, de República Dominicana; y el que nos interesa para efectos de estas líneas, Guillermo Lasso.

Ante semejante situación, debemos resaltar que el presidente ecuatoriano sorteó la dificultad con éxito. En diciembre, el órgano legislativo nacional y la Contraloría General coincidieron en darle fin a las investigaciones relacionadas con el escándalo, al considerar que no hay indicios de que el jefe de Estado haya incumplido la ley que le prohíbe poseer activos en territorios con mejores condiciones tributarias que Ecuador.

Banner "Seminario Guerra, Soberanía y Paz Polemos Politic

Las protestas ocurridas a mediados de este año

Falta la guinda de este pastel. Ahora nos corresponde ocuparnos de las protestas ocurridas a mediados de este año en Ecuador.El Paro Nacional en Ecuador de 2022 consiste en una ola de protestas llevadas a cabo a nivel nacional entre el 13 y el 30 de junio del año en curso —es decir, hace un mes aproximadamente—, en contra de las políticas llevadas a cabo por el actual presidente de la República, Guillermo Lasso, a tan solo un año de su toma de posesión, y faltándole tres para culminar su período constitucional.

La aludida manifestación pública de inconformidad ciudadana fue convocada principalmente por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador —Conaie, por sus siglas—, ante la negativa del gobierno por aplicar algunas de las medidas que le habían sugerido desde hace meses. Mientras la organización social recomendaba políticas con gran contenido reivindicativo y estatista, las autoridades prefirieron anuncios más liberales. Básicamente, iban en carriles contrarios. Como consecuencia, las calles ecuatorianas se llenaron de manifestantes con resultados penosos desde el punto de vista económico, político y social. Es el revés más reciente que tuvo que enfrentar la administración Lasso.

Este trago amargo fue superado gracias a la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, logrando que el Ejecutivo aceptase reducir el precio del combustible, la derogación de varios decretos asociados a la minería y la explotación petrolera, y que Conaie declararse el cese de las movilizaciones para levantar el estado de excepción.

Lamentablemente, el panorama no se presenta muy alentador hasta ahora para los ecuatorianos. Lo que comenzó siendo una llamativa renovación política que desplazó al correísmo del poder, ha acabado en un gobierno con una proyección débil y unas circunstancias indeseadas tanto para sus funcionarios como para la población. Quizá nunca se imaginaron en la campaña que los cargos vendrían con semejantes contratiempos. Todavía quedan tres años de gestión, ya veremos si los que vienen serán menos turbulentos que el primero.

Leave a Reply

Abrir chat